lunes, 9 de enero de 2017

lunes, 6 de junio de 2016

Que me rodees, me hagas tuya, que consigas que no quiera volver ni ahora ni nunca.

viernes, 27 de mayo de 2016

Quiero desnudarte entre cervezas y sin quitarte la ropa.

Como el humo

No se si te necesito o quiero necesitarte. Te pienso todos los días y cuánto más lo hago, más me falla todo, necesito crear recuerdos, dejar de imaginar, de soñar y empezar a vivir. Quiero romper las barreras que levantamos. Que levantaste, si lo hiciste sin querer supongo que estarás tan ansioso como yo y si lo hiciste queriendo, que sepas que te perdono, que yo a ti y no se  por que, te lo perdono todo. Tal vez te parezca una estúpida y creo que no te equivocarías pero anhelo el sentirte, el besarte, necesito hacerte el amor y resumir lo prohibido en un solo día, cerrar el pasado; igual solo es eso, querer cerrar una historia o igual con ello iniciar otra, ni si quiera yo misma se que espero. Pero estoy harta de nunca poder llamarte, oírte, verte, allá donde pusimos una pared, abriré una ventana, yo no tengo por qué vivir reprimida, al fin y al cabo si no lo hago ahora, ¿cuando?. Ya no se si te conozco, no se a penas nada de tu vida y aún así te quiero. Tengo miedo a ser la niña tonta que vive engañada y ese es el lastre que me frena y a la vez tu encanto, ese halo de misterio que te rodea y que me muero por descubrir, pero necesito tu señal, una prueba de que no quieres que desaparezca, que sea humo otra vez en tu vida, de ti esta vez quiero algo más real, algo etéreo.

viernes, 20 de mayo de 2016

¿El amor es eso no? Sueños, recuerdos y esperas. ¿Y si realmente te perdí aquel Agosto?, ¿Y si no es así y en Septiembre retomamos todo como algún día lo dejamos?
A veces pienso en lo que nos queremos, otra en si realmente existes o ya no eres la misma persona y mucho más a menudo intento preguntarte sutilmente si queda algo de mi dentro de ti, porque en mi interior estás tu entero todavía.
Que me llames en Agosto y que me pidas que me escape contigo a Roma, que sí, que voy. Que te quiero joder, que te quiero.

miércoles, 27 de abril de 2016

Te sigo esperando un poquito más

No se si por el hecho de perderte, o que tu me perdieras, o que los dos nos perdiéramos mutuamente, te quiero aún más de lo que te he querido, tampoco sé si te querría tanto como te quiero si estuvieras a mi lado, tal vez sí o tal vez no. La cuestión es que pasó lo que pasó y siempre me intente convencer a mi misma que esto era una prueba, que tu vivirías tu vida y yo la mía y al final nos íbamos a juntar cuando estuviéramos preparados para amarnos eternamente, los dos maduros y con las ideas claras, tu mio y yo tuya para siempre. El caso es que ya ha pasado demasiado tiempo y parece que no quieras volver a mi y la verdad es que yo no tengo modos de ir a ti, no sé si aún no es el momento, nuestro momento o que todo esto se acabó eternamente, no se cuantos años tengo que estar pensándote y sintiéndote, porque ya han pasado unos cuantos y yo jamás te he ocultado, siempre has tenido mi corazón abierto y cualquiera que me preguntara podría verlo. A decir verdad he aprendido a vivir con el dolor, del dolor salio la esperanza que me llena de vida para seguir adelante día tras día y pensar que alguna vez llegaré a casa o a la facultad y que estarás a la puerta esperándome y yo lo tendré claro, sabré que eres tu y a que has venido, sin palabras nos fundiremos en un beso que selle nuestro pacto, un para siempre de los que de verdad son eternos y todo se habrá acabado o mejor dicho, todo habrá empezado.

jueves, 24 de marzo de 2016

martes, 22 de marzo de 2016

domingo, 27 de diciembre de 2015

sábado, 26 de diciembre de 2015

Será que soy una romántica

Sigo creyendo en el amor efímero, el amor de una noche o bien de un día; también creo en el amor a pesar de las cosas: a pesar de los años, de los kilómetros, de las terceras o incluso cuartas personas. Creo en el amor que tiene que ser y que no fue y que como por obligación será, el frenar las cosas a veces solo sirve para contenerlas y cuando las vuelves a tener de frente luchan por salir, a pesar de las cosas, a pesar de todo. Dejar fluir, cuan de complicado parece y sin embargo lo simple que es. A veces se presenta como un simple sentimiento de tranquilidad, paz, bienestar y confort, donde solo tienes ganas de un abrazo que te abarque toda la noche y besos, muchos besos.
Lo peor llega cuando no puedes, cuando en la sociedad y la moral encuentras la horma y aún es más bastardo este sentimiento cuando en los ojos de tu amante ves las ganas que tiene de cogerte y salir corriendo sin importar la dirección, quieres que sea tu momento. Y el suyo. La risa nerviosa acude, pero no solo a tu rostro. Y ahí comienzas a hacerle el amor, sin tocarse, hacer el amor como sentimiento y no sabes si está mal o no tanto; pero tu te mueres de ganas y sin evitarlo sigues mirando, no se cruzan palabras, no se necesitan, es algo mutuo, algo inconsciente. Los fantasmas del pasado comienzan su ritual y la pregunta más tenebrosa retumba entre los dos ¿Y si...?
Y si nada. Haberlo pensado. Lo tuviste en las manos, en los labios, en la cama, lo tuviste para que fuera tuyo y ya no lo es. Ahora él es de otra y tu de otro y sin embargo la tensión se palpaba. Parece que ni tú te lo crees.

lunes, 4 de mayo de 2015

Recuerdo aquel aire caluroso y lo que denotaba, a decir verdad, imagino que cuando el primer rayo de verano toque mi piel cada año, seré bañada en tu recuerdo. El recuerdo de un chico poco convencional, que nunca necesito de nada y de nadie y que yo conocí casi por accidente. Corría el mes de julio hábil y fuerte y una noche cuya luna no puedo describir, pues mi ojos estaban atentos a otras estrellas, me enseño que lo que era una vida detrás del amor y con ello poco a poco, una semilla fue creciendo en el jardín. La cosa creció y yo la ame, la ame más de lo indescriptible, yo ame por encima de mi, tanto como nunca ame, y de repente todo se tornó, pues el fin de mi existencia se había resuelto y como siempre, los demás pueden vivir y yo siempre me quedo un pasito para atrás. El único empujón que tengo, es aquel amor que sentí y que por mucho tiempo, vivirá en mi.

jueves, 17 de julio de 2014

Pero te quiero

La despedida no termina y tengo que acostumbrarme a que llegues siempre tarde, 
a esperarte,
porque al fin y al cabo, de eso va el amor,
de esperarse.

Se me ocurren mil maneras de rompernos el corazón o hacer que sangre,
se me ocurren mil maneras de encontrarte y de perderme,
y al final siempre estoy echándote,
casi siempre de menos. Y,
casi nunca sé si me va a costar la vida olvidarte, o,
si será necesario.

Un día que no sepa como encontrarnos,
creo que voy a matarte, 
y,
que moriré intentando reanimarte.

Se me están atragantando los peros y los motivos para seguir un día más, haciéndote la guerra o el amor,
se esfuman a partes iguales,
pero te quiero,
y, eso no era ninguna parte.

Y te quiero porque ya me he acostumbrado a despertarme
sabiendo que tengo a quien escribir;
y como tiemblas unos segundos antes de hacer el amor;
por como me miras, como si no pudieras mirar a nadie más;
y te quiero; porque creo que es necesario,
porque cuanto mas te quiero más y mejor me encuentro.

Y te odiaría,
sólo porque no puedo quererte más;
y te odiaría,
porque ahora es a ti a quien no encuentro,
porque necesito tu aire para respirar;
Y te odiaría, pero te quiero.

Te quiero por como saben los helados en tu boca,
por como se esconde la madrugada cuando nos ve llegar,
por como se rinde el viento cuando sonríes;
te quiero,
porque me lo merecía;
y porque me quieres.

Te quiero
 porque nocreo el tiempo pasado, ni el futuro;
te quiero porque no creo muchas cosas,
pero creo en nosotros;
porque el malo no es siempre el asesino;
por como te muerdes el labio cuando no sé que decir o me lo muerdes a mi.
por como me apartas el pelo de la cara,
con la delicadeza del que no quiere romper nada.
                 -como si tu pudieras romperme-
Como si no me rompiera yo sóla cada vez que nos despedimos.

Y los reencuentros,
te quiero por los reencuentros;
y por el frío,
también te quiero por el frío,
porque el frío es bueno para quererse.

Podría rendirme,
pero te quiero.

                                                                      Tesa González.



martes, 8 de julio de 2014

Todo empezó una mañana, hace ya mucho mucho mucho tiempo, y mi mente aún sigue ahí, en otro tiempo, en otro lugar.

viernes, 6 de junio de 2014

Y efectivamente me amó, me rodeó con los brazos y me amó, hasta el último de mis días. Sin embargo, nunca podré decir que lo hizo eh la misma medida que yo.

miércoles, 4 de junio de 2014

"Sentí que estaba enamorándome de él como cuando sientes que te estás quedando dormida: primero lentamente, y después de golpe."
No. No lo intentes. Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes.

MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com